20 enero 2018

Durante uno de mis paseos por el monte me encontré con esta pequeña amatista. He leído que le llaman la piedra protectora y que representa físicamente el rayo violeta alquímico de la transformación. A nivel emocional lleva claridad a la mente y purifica los niveles de conciencia. Seguramente será por eso por lo que últimamente se me ha vuelto todo tan claro.

19 enero 2018

Entre todas las imágenes del día apareció ésta, una foto que estaba en mi cámara pero que yo no había hecho voluntariamente. Cuando iba a borrarla, por absurda y por accidental -seguramente había apretado el disparador inadvertidamente- me arrepentí. ¿Por qué borrarla si el destino me la había asignado? ¿qué diferencia tenía con las otras? Es verdad que no fue mi voluntad, ni mi mirada, pero creo que representa esa parte de la realidad que no percibimos y no valoramos, pero que al mismo tiempo nos completa todo lo demás.

18 enero 2018


Quizá no sea tan grave como a veces pienso; quizá se trate de un nuevo tiempo en el que la virtualidad predomine sobre la realidad y en el que la identidad no sea una, sino varia; quizá el ser humano desarrolle otras capacidades y consiga llegar..., consiga llegar..., ¿a dónde?

17 enero 2018

Todos conocemos la historia sobre la conquista de Tenochtitlán por Cortés, pero esa historia no cuenta que cuando detuvieron a Cuauhtémoc -sucesor de Moctezuma- y lo llevaron a la azotea donde se encontraba el Capitán, éste "se pone a verlo, lo ve detenidamente, le acaricia el cabello". Se trata de la otra historia, la visión de aquellos mismos hechos pero que más tarde fueron transmitidos por los vencidos. Sin embargo, en aquel momento hubo más cosas que no han sido aún contadas: cuando Cortés, mientras esperaba al prisionero Cuauhtémoc, levantó su pierna derecha para rozarse la izquierda. Esta sería la Historia contada por la fotografía.

16 enero 2018

Cuando miro hacia atrás no consigo ver nada, solo sensaciones de miedo o de felicidad. Cuando miro hacia delante tampoco, acaso una cierta neblina por la que inevitablemente debo entrar. ¿Hacia dónde hay que mirar, pues?

15 enero 2018

Ayer, durante el encuentro de cuadrillas en Patiño, un niño que no jugaba con personajes de ficción o con máquinas electrónicas y que, en cambio, vibraba con el ritmo de su pandero, venía a ser la garantía de un porvenir para todos.